Portada del periodico La Nueva Crónica:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Los socios de la zona este tendrán preferencia para ver el Cultural - Numancia
    Los abonados de la tribuna y preferencia este del estadio Reino de León tendrán prioridad para ver el debut de la Cultural y Deportiva Leonesa en su feudo en el que es también uno de los partidos del año, la visita del Numancia a León. Así lo determinó el sorteo efectuado ayer en la sede del club y que tuvo como mano inocente a Luis Ballesteros. En caso de que para sucesivas jornadas haga falta mantener el sistema, se realizará un nuevo sorteo en el que se eliminará o se pondrá en último lugar la zona ya agraciada.Los socios del fondo norte podrán solicitar el viernes los asientos que no se hayan ocupado antes Los socios de la modalidad ‘incondicional’ en esta zona del estadio tendrán ahora preferencia para reservar su localidad para el partido del domingo, algo que deberán hacer bien de manera presencial en las oficinas del club en horario de 1530 a 1900 horas, o a través de internet. Para retirar la entrada de manera presencial, pudiendo cada socio llevar 4 carnets, deberá llevarse también
  • León 'saca pecho' contra el cáncer de mama
    León se suma este lunes a la celebración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama. A pesar de que la pandemia reduce este año los actos conmemorativos habituales en esta fecha, la Asociación Española Contra el Cáncer ha sacado una mesa informativa a la plaza de Santo Domingo, mientras que Almon la Asociación Leonesa de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama también ha recaudado fondos este lunes. A los que se animan a colaborar, les entregan un lazo rosa que este año se da en mano para evitar al máximo el contacto. ‘Saca pecho’ es el lema con el que este año pretenden rendir homenaje a las víctimas de una enfermedad diagnosticada en 2019 a 385 personas en la provincia.La investigación y la detección precoz son claves para reducir el impacto del cáncer de mama, que ha alcanzado una tasa de supervivencia media del 90, a pesar de la cual un centenar de mujeres pierde la vida cada año en León a consecuencia de la enfermedad.
  • La fatiga de los colores
    Nos habla la OMS de la fatiga en nuestras mentes, producida por la pandemia que se prolonga. Ya Ockam nos hablaba de la fatiga de esos materiales. Pero ahora son los colores los que, cansados de tanto ardor y tanto verano, se degradan formando un amasijo de amarillos, verdes y morados, que le dan al valle en el que el cronista esconde su silencio un pasmoso encanto de vida más allá de la vida, en un alarde de impiedad y desmesura. Aquí, donde, hace tan poco tiempo, vivieron del carbón cientos de familias que tuvieron que abandonar el Paraíso y tratar de olvidar esta hemorragia de belleza otoñal que ahora renace. ¿Son estos los colores del recuerdo? ¿O, tan solo los de la infancia? Este nogal frondoso sumiso a la rascada del pescuezo del toro semental, al que su dueño, Manín, llama Napoleón, y que nos mira como a mendigos que pasan desorientados, todavía trata de mantener su verdinegro ardor, pero ya comienza a claudicar entre los fogosos amarillos de los chopos, altos como nuestras esperanzas. Como nu
  • Decadentes, pero libres
    Pide Ciudadanos que quiten los cables de las fachadas del Húmedo, que afean y dan sensación de decadencia. La misma que luego lucen con melancolía que aspira a bohemia cuando van a Portugal, Estonia o Marruecos. Aquí mejor pulcritud, aunque debajo de la alfombra tejida de regia Historia se amontonen toneladas de miseria contemporánea. Que conste que tienen razón en que hace más bonito y es más seguro soterrarlas. Ahora ya no, pero cuando León se convertía en una enormes despedida de solteros o durante las peñas, alguna vez temí ver algún exaltado colgado de los cables cual mono de liana en liana. Lo de colgar las zapatillas no iba a ser nada con el pollo vestido de fosforito tendido a las cinco de la madrugada entre Plegarias y Azabacherías. Entre pandemias y urbanismos es más que probable que esa escena no llegue a producirse nunca, pero sí se ha visto en algún pueblo de la provincia.Imagino que cada generación lo piensa de sí mismsa, que es la única que ha disfrutado de esas libertades que
  • Huir al campo
    Calculando por encima, deducía el otro día que tres cuartas partes del tiempo de los informativos en televisión son para hablar de la pandemia. Del número de casos, de las ciudades confinadas, de las multas, de si las mascarillas fuera de España son más baratas, de una fiesta descontrolada, de la capacidad de las unidades de cuidados intensivos, de una señora de cien años que se curó, y de otro de cincuenta al que le quedaron secuelas.Nada más encender la televisión le mostrarán los nuevos avances sobre la dichosa vacuna del coronavirus y si va a estar lista en un mes o en seis, para continuar con la historia de una experta que investigó que las mascarillas de tela protegen menos o más que las desechables, el cuento de una intervención policial en un piso o un local donde había una docena de personas haciendo fiesta, la medida más disparatada que se le ocurrió a un alcalde de pueblo a cuenta del Covid19 para que se hable de él en toda España y algún colectivo protestando por algo.Así cualqui