Portada del periodico Menorca:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Los núcleos de Es Murtar y Sa Mesquida llevan una semana sin servicio de Movistar
    Los clientes de la compañía Movistar que residen en las urbanizaciones mahonesas de Es Murtar y Sa Mesquida llevan una semana, aproximadamente, sin servicio, según confirman varios de los afectados. Esto impide que la inmensa mayoría de las personas que ahora mismo tienen su residencia en uno de estos dos núcleos puedan tener acceso a conexión telefónica e internet. Algunos vecinos explican que el problema está en la avería de una pieza del repetidor que cubre esta zona, que no ha podido ser reemplazada todavía. En estos momentos en Sa Mesquida y Es Murtar hay muchos menos residentes, evidentemente, que en los meses más intensos del verano, aún así quedan los vecinos que viven allí durante todo el año (una veintena en el caso de Sa Mesquida, por ejemplo) y aquellos que están prolongando su estancia estival. Se sienten desamparados por la compañía.
  • Putin se erige en el nuevo zar y reaviva el viejo imperialismo ruso
    La anexión de las provincias ucranianas de Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Jersón a la Federación Rusa, que Vladimir Putin materializó ayer tras unos referéndums ilegales, aleja la posibilidad de un acuerdo negociado para el fin de la guerra. Al mismo tiempo supone un desafío a toda la comunidad internacional que no reconoce las nuevas fronteras. El    dirigente ruso se adentra en un callejón sin salida para materializar    la estrategia encaminada a resucitar el viejo imperialismo ruso donde Putin se erige en el nuevo zar. Poco le importa violar los tratados que facilitaron la independencia de Ucrania utilizando consultas amañadas y sin ningún tipo de garantías. El Kremlin se considera libre de cualquier atadura para ejecutar sus planes de expansión territorial, una dinámica que se contempla con gran preocupación en Occidente. Putin pone en jaque a todo el mundo. El reto es de dimensiones colosales porque todas las opciones son muy preocupantes, empezando por la que reclama el presidente Zel
  • Que la desestacionalización, al menos en lo que se refiere a la primera parte del otoño...
    QUE la desestacionalización, al menos en lo que se refiere a la primera parte del otoño, sea un hecho constatable con solo darse una vuelta por algunas de las ciudades de la Isla, que presentan un inédito buen ambiente en cuanto a la presencia de turistas, sobre todo parejas sin hijos de una cierta edad, sin las ataduras del calendario escolar. QUE los ayuntamientos de Alaior y Es Migjorn Gran, ambos en manos del PP, demuestren que actuán coordinados al inaugurar en dos días consecutivos sus respectivos casals de joves. QUE también se intuyan perfectamente calculados, escalonados y distribuidos en el tiempo los anuncios de las candidaturas de Francina Armengol, Susana Mora y Catalina Cladera.  QUE el concejal de Hacienda de Sant Lluís, Joan Pons, tuviera el impulso de votar a favor de la moción de Jorge de Diego que pedía bajar el IBI, un lapsus que corrigió velozmente la alcaldesa.
  • Gaudeamus Igitur
    16-IX-22 viernes Acudo con incertidumbre y cierta emoción al Aula Magna de la antigua Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza donde hemos sido convocados para la celebración de las bodas de oro de mi promoción (1966-1972). Incertidumbre por una experiencia inhabitual en la vida como es reencontrarte, después de cincuenta años con    ochenta viejos compañeros (sí, literalmente ahora somos viejos), algunos de ellos amigos, en unos tiempos en que todas las ilusiones estaban permitidas a pesar del incesante acoso de los grises. Tras entonar, todos en pie, el himno universitario por excelencia, el Gaudeamus Igitur, post jocundam juventutem, post molestam senectutem, empieza la rueda de reconocimientos (todos llevamos tarjeta de identificación), las primeras risas, los luctuosos recuerdos de los que han ido quedando en el camino (varios de ellos más que amigos), las confesiones (le susurro a la guapa del curso, hoy venerable abuela, que hablábamos mucho de ella), los aún peligrosos abrazos
  • Sense xarxa no es pot jugar
    Fer tirs de bàsquet en solitari és un mètode de relaxació barat i ecològic. Des de fa uns anys, a la Plaça Eivissa de Maó ja no relaxa tant. Van canviar les cistelles i ara són una porqueria. Dures, trèmules i, el pitjor, sense xarxa. Quan un tira en solitari, anotar sol ser un premi perquè la xarxa deixa la pilota morta. A la Plaça Eivissa és un càstig: si encertes sense tocar ferro, la bolla va enfora. Dijous, un tirador que debutava a la pista es va sorprendre de la mala qualitat del que va definir com «aros antidisturbios». Vaig pensar, entre falls i llargues corregudes per anar a buscar la pilota, que algú a l‘Ajuntament va aprovar la compra, que tots els funcionaris competents devien emetre informes favorables a aquesta cosa. Tot impecable. Ara bé, des del canvi, el nombre de partits a la Plaça ha baixat molt. Un fracàs correcte i legal des del punt de vista administratiu. Correcte i legal és també parar unes obres d’un parc fotovoltaic perquè falta un formulari. Ho fa una admin