Previous
Portada del periodico ABC:
Newspaper website Sitio web





Noticias
  • Coronavirus España directo: Brasil supera los 70.000 fallecidos y se acerca a los 2 millones de casos
    LAS CLAVES Un estudio con hurones prueba que el coronavirus se transmite por el aire De las mascarillas defectuosas a los test inservibles
  • Los vinos premiados de cinco bodegas de Castilla-La Mancha que te sorprenderán
  • Carta de una mujer en paro: «Si antes no encontraba trabajo, ahora, con la extraña "nueva normalidad", se antoja imposible»
    Tengo 43 años y una vida laboral muy precaria. A pesar de tener estudios superiores, siempre he trabajado por ETT (empresas de trabajo temporal), cobrando como mucho 7 euros la hora, sin saber si al día siguiente tendría trabajo ni lo que son unas vacaciones pagadas. Tras seis meses en paro, el 14 de marzo era el día señalado en el calendario para, si no encontraba trabajo, poder solicitar el subsidio por desempleo. Fui una de las afortunadas que consiguió una cita previa en el SEPE y me lo concedieron. Mi marido es autónomo y desde ese día, el del estado de alarma, estuvo sin ningún tipo de ingresos. Me hundí en una profunda depresión. Tanto que pagar cada mes con solo 400 euros... El futuro pinta mal. Si antes no encontraba trabajo, ahora, con la extraña "nueva normalidad", se antoja imposible. Y mi marido depende de sus clientes, y si estos no tienen trabajo... es la pescadilla que se muerde la cola. Con una hija adolescente con una prometedora carrera deportiva, muchos sueños se van a q
  • De las mascarillas defectuosas a los test inservibles
    Los contratos de material sanitario suscritos por el Ministerio de Sanidad desde que estalló la crisis de coronavirus en España y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretó el estado de alarma, han estado siempre bajo la lupa. Material defectuoso, acuerdos con proveedores de dudosa solvencia, contratos rotos después de ser otorgados o sobrecostes en los pagos han sido los principales puntos débiles de Sanidad en este sentido. Uno de los primeros escándalos relacionados con material sanitario que no cumplía los criterios de calidad mínimos exigidos para ser útil durante la pandemia fue el de los test adquiridos por Sanidad de la marca Shenzen Bioeasy Biotechonology. El gabinete dirigido por Salvador Illa cerró la compra de estos test de diagnóstico a través de un intermediario, Interpharma, con quien suscribió un contrato por valor de 17 millones de euros que tuvo que romper una vez que se comprobó que el producto no era eficaz. En este caso, además, el Ministerio pagó un elevado sobre
  • Un respiro con Mingote. El famoseo